domingo, 5 de enero de 2014


Eres la estrecha diferencia entre agua,
lluvia
y mar.
La sílaba que me interrumpe cuando no soy capaz de decir,
pero no me quiero permitir el lujo de callar.
Eres el "por favor no digas nada" cuando sólo necesitas un abrazo
y perderte en él
y yo en tu pecho.
Eres cada lágrima que reventó un poema
convirtiendo un himno en lamento.
Eres el tendal sin cuerda
que tenía miedo a ser violín.
Eres cada incongruencia que me hace tropezar,
la cordura que me falta
y mi falta de coherencia.
Eres aquel abril con complejo de libertad,
Aquella tormenta con lluvia de cine independiente
y aquella butaca que quedó vacía
junto a todas las miradas que no supe rechazar.
Eres tanto que aún no entiendo cómo pude conocer el mundo sin mirarte,
cómo pude enredarme
y porqué no consigo salir.
Eres tú, que dominas cada gota de lluvia
y comprendes los susurros del viento.
Eres tú, que me dejas escribirte sabiendo
que eres todo lo que existe 
y que inventas
lo que nunca existió.

2 comentarios:

  1. Hola! Acabo de descubrir tu blog y me gusta mucho de verdad! Buen trabajo y sigue así :)
    Feliz año nuevo, te sigo ♥
    Te dejo mi blog por si te quieres pasar : http://enelcielodelasociedad.blogspot.com.es , besoos x.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias!
      Ahora mismo me pasaré.
      Un abrazo.

      Eliminar